La crisis de los centros comerciales americanos afecta ya a Europa

Si cuando Estados Unidos estornuda, en Europa nos pillamos una pulmonía, más nos vale entender cómo compramos si queremos sobrevivir a lo que se nos viene encima.

Todos (o casi todos) somos conscientes de la velocidad a la que el mundo de los negocios está cambiando y cómo muchos, incluso los más grandes, se están quedando en el camino. Si no que se lo digan a Radioshacks (el gigante de la tecnología americano que acabó vendiéndose a sí mismo), Abercrombie & Fitch (que planea cerrar 60 tiendas más en Estados Unidos) o el gran Michael Kors (que cerrará en el plazo de dos años el 15% de sus tiendas) entre muchas otras. Casi nada.

store-closings
Foto por: The American Genius | Una de las 1.100 tiendas de Radioshacks que han cerrado sus puertas en EEUU.

El cierre de tiendas físicas no queda ahí en absoluto. Los centros comenciales estadounidenses se están llevando la peor parte. Tal como ya ha sentenciado JP Morgan, el mayor banco de EEUU “datos de imágenes por satélite indican debilidad en la actividad de los lugares de ventas minoristas”. Así de rotundo era su titular tras analizar 284.000 fotografías hechas por satélites comparadas a lo largo de tres años: los aparcamientos de los centros comerciales se están quedando vacíos.

La realidad no puede ser más demoledora. La transformacición de los hábitos de consumo de la primera economía mundial a pasos agigantados está llevando a la extinción de lo que durante casi cinco décadas fue uno de los iconos de la economía y sociedad estadounidense: el centro comercial. Más de 500 están completamente en ruinas en Estados Unidos y se espera que 1 de cada 3 cierre sus puertas en un plazo de diez años. Así los ha retratado el fotógrafo Seph Lawless, autor de “Autopsy of America: The death of a Nation” a la lo largo y ancho de todo el país.

En cuanto a la situación que depara a Europa, no es tan trágica de momento pero empieza a extenderse el contagio. Esta crisis en miles de establecimientos americanos se ha hecho notar al otro lado del Atlántico, donde grandes marcas también empiezan a cerrar o a tener problemas.

Ciñéndonos al caso particular de España, algunas de las primeras marcas en caer han sido Blanco y Caramelo. La holandesa, C&A, ha cerrado 23 de sus 100 tiendas en territorio español y Cortefiel y Adolfo Domínguez pasan por una reducción de costes, tiendas y por supuesto, de personal.

Captura de pantalla de la web blanco.com

En el caso de Reino Unido, la situación tal y como la define el diario The Telegraph: “el sector minorista está en apuros“. La gran cadena de almacenes británica BHS cerró sus puertas dejado a 11.000 trabajadores en la calle a pesar de los múltiples intentos de salvarla; Next sufrió su primera caída en ocho años desde el inicio de la crisis o cómo el gran John Lewis está recortando en puestos de trabajo y en su famoso “bonus para empleados”, dejándolos a niveles de 1954.

Shoppers-walk-in-a-BHS-store-in-London
Foto por: getsurrey.co.uk | Clientes aprovechando las últimas rebajas de la cadena británica BHS.

Ni tan siquiera estar online es suficiente para algunos. Con un panorama donde las barreras que separan el mundo físico y el digital son cada vez más difusas y nosotros los consumidores esperamos que todo vaya todavía aún más rápido, es necesario que las marcas vayan un paso por delante y demuestren agilidad a la hora de adaptarse a los cambios de consumo y gusto de sus clientes.

Por eso, dentro de este panorama tan desolador para algunos, los hay que han conseguido no solo salvarse, sino que hay empresas que lo están haciendo extraordinariamente bien y continúan marcando records. El auge de m-commerce y la influencia de las nuevas marcas solo online como Asos, Missguided o Boohoo, les están comiendo gran parte del pastel a los actores tradicionales del mundo del retail. Los datos hablan por sí solos: solo en Europa se moverán más de 600.000 millones de euros este 2017 en compras digitales (un 14% más que en 2016) y donde ya más del 75% de la población europea lo ha hecho a través del móvil en alguna ocasión.

Uno de los mejores ejemplos de empresas que intentan adelantarse al futuro es Amazon.com, la gigante americana conocida por todos que empezó vendiendo libros y que en la actualidad ya está presente hasta en la sopa, (sí ya tiene hasta supermercados).

En esta lista no puede faltar Zara, cuyas ventas online y offline se dispararon un 15% el año pasado además de seguir abriendo nuevas tiendas por todo el mundo. Tampoco hay que olvidar a Primark, que aunque no vende online, mantiene una tendencia positiva desde 2007, ganando 5.900 millones de libras de ingresos en 2016.

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s